imageimageimage
¿Cómo tratar el Mal de Parkinson efectivamente?
¿Le gustaría controlar el Mal de Parkinson con un tratamiento efectivo y que no sea de por vida? Usted podrá aliviar el temblor en reposo, la dificultad para caminar o moverse, falta de expresión facial, parpadeo lento, dificultad para deglutir y alteración del equilibrio y además mejorar la rígidez muscular, los trastornos del sueño y evitar la depresión y ansiedad.  
¡Nuestro tratamiento es natural!
Dependiendo de la dosis, el estado de la enfermedad y el metabolismo del paciente, se pueden ver resultados con el pasar del tiempo. No es un tratamiento de por vida. La duración del tratamiento variara dependiendo de la dosis a adquirir. Es decir: Mientras mayor es la dosis, el tiempo de tratamiento es mas corto y los resultados se verán mas rápido.
¡Con nuestro Tratamiento usted no sufrirá ningún tipo de efecto secundario!
Nuestro tratamiento no causa ningún tipo de efecto secundario, es completamente natural, no está contraindicado y no existe riesgo de sobredosis.
  • ¿Cómo tratar el Mal de Parkinson efectivamente?
  • ¡Nuestro tratamiento es natural!
  • ¡Con nuestro Tratamiento usted no sufrirá ningún tipo de efecto secundario!

Hasta los momentos no existe una cura para este padecimiento discapacitante, que al igual que el de Alzheimer, exige al paciente y a quienes lo rodean, adaptarse al ritmo de vida que imponen los síntomas que manifiesta. La primera vez que se describió la enfermedad de Parkinson fue en los siguientes términos: “Movilidad involuntaria temblorosa, con disminución de la fuerza muscular, en partes del cuerpo que están en reposo.

Hay tendencia a inclinar el tronco adelante y que el paseo se convierta de pronto en carrera. No se afectan los sentidos o la inteligencia”. Así lo escribió, en 1817, James Parkinson, de quien se tomó el apellido para denominar el padecimiento, debido a que su Ensayo sobre la parálisis agitante, destacó por haber asociado varios síntomas que hasta los momentos se estudiaban de manera separada.

Desde que se concibió este concepto pionero, es mucho lo que se ha avanzado en el estudio de esta enfermedad, aunque todavía no se haya encontrado un método que permita hablar de curación sino de tratamientos orientados a mejorar la calidad de vida del paciente.

Actualmente, la enfermedad de Parkinson se describe como un trastorno degenerativo progresivo del sistema nervioso que presenta varias características particulares: temblores en reposo, lentitud en la iniciación de movimientos y rigidez muscular. Una persona con este problema manifiesta falta de dominio sobre su cuerpo, y es común, en su fase inicial, que el movimiento involuntario se manifieste en las manos, lo cual lleva al enfermo a esconderlas en los bolsillos o a sujetarse una con la otra. Igualmente, la tarea de abotonar o anudar los zapatos se vuelve dificultosa. “Una vez que se han presentado los primeros síntomas, es difícil precisar cuanto tiempo tardará la enfermedad en avanzar”, refiere Roberto Weiser, médico neurólogo, miembro de la directiva de la Sociedad Venezolana de Neurología. “Se trata de una enfermedad crónica y degenerativa que presenta un comportamiento diferente en cada paciente”, agrega. A la larga, y esto sí se puede afirmar, el padecimiento incapacita completamente al individuo y puede ocasionar su muerte prematura, si no sigue un tratamiento que ayude a atenuar sus síntomas.

Las estadísticas revelan que el problema afecta entre 20 y 40 personas por cada 100 mil habitantes, por lo que se convierte en la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente en personas mayores después de la enfermedad de Alzheimer.
Se sabe que más de cuatro millones de personas en el mundo la padecen y, en Venezuela, unas 30 mil. Suele aparecer una vez que se cruzó la frontera de los 50 años de edad; sin embargo, se conocen casos en adultos jóvenes —como el de la estrella de Hollywood, Michael J. Fox, a quien se le diagnosticó a los 30 años de edad—, y, en muy raras ocasiones, en niños. Igualmente, la enfermedad no discrimina entre mujeres y hombres, aunque algunos estudios revelan una mayor incidencia entre los varones.

El problema
La enfermedad de Parkinson se vincula con un trastorno que se desarrolla en la zona del cerebro donde se ubican los ganglios basales, cuya función en el organismo se relaciona con la actividad motora. Específicamente, el problema se presenta cuando por diferentes razones “disminuye la producción de dopamina por degeneración y muerte de las células que la producen; al no haber suficiente cantidad de esta sustancia química, los ganglios basales dejan de recibir la cantidad necesaria para su normal funcionamiento, provocando los trastornos motores propios de la enfermedad” explica Weiser.

Por ahora se desconoce la razón por la cual se produce este desequilibrio en la producción de dopamina, pero las investigaciones, hasta los momentos, se centran en demostrar si se origina por algún tipo de infección en el cerebro, la acción de las toxinas presentes en el medio ambiente, o algunos factores hereditarios.
La enfermedad de Parkinson puede presentarse en diferentes grados. A algunas personas les afectará uno de los lados del cuerpo, mientras que a otras, ambos. Adicionalmente, el padecimiento suele venir acompañado de depresión severa, lo cual se asocia también con la ausencia de dopamina en aquellas zonas del cerebro que gobiernan emociones como el placer, el humor y la motivación.

Los síntomas que presentan quienes padecen de Parkinson son los siguientes:

- Rigidez muscular, que se manifiesta en dificultad para flexionar brazos y piernas.
- Postura inestable y encorvada.
- Cambios en la manera de caminar. Los pies se arrastran con dificultad, como si pesaran mucho. También se describen pasos cortos y con cierta aceleración que se procuran para mantener el equilibrio.
- Problemas para iniciar movimientos (levantarse de una silla, por ejemplo).
- Temblores, el rasgo característico de esta enfermedad, que comúnmente interfieren en el desarrollo normal de las tareas cotidianas.
- Inexpresión facial. El paciente adquiere una actitud hierática debido a la disminución del ritmo de parpadeo (la mirada se vuelve fija), y a que se dificulta la posibilidad de abrir y cerrar la boca. En conjunto, el rostro adquiere aspecto de máscara.
- La motricidad fina se ve seriamente comprometida, y se refleja en la imposibilidad de escribir claramente y de alimentarse por sí mismo, por ejemplo.
- La forma de hablar se altera notablemente, pues al paciente le cuesta articular las palabras. El volumen es bajo y el hablar es muy lento.
- Como consecuencia de los temblores, al enfermo se le hace difícil la función de masticar y tragar los alimentos.
- Es frecuente que la piel se torne aceitosa. Pero también son comunes los casos de excesiva resequedad.

Otros síntomas, distintos a los anteriores, se pueden presentar y constituyen la señal de alarma que indican que la enfermedad se encuentra en un momento de crisis que requiere asistencia médica inmediata. Algunos de ellos son náuseas y vómitos, mareo, alteraciones bruscas en el carácter, delirios, alucinaciones, confusión o desorientación severas y pérdida de las funciones mentales.

Tratamiento
La enfermedad de Parkinson carece de cura; y aunque existen tratamientos médicos para garantizar que el paciente logre mejorar su calidad de vida, éstos no son capaces de detener el avance del problema y más bien ocasionan efectos secundarios, dependiendo de cuán avanzada esté la enfermedad.

En principio, los medicamentos que existen en el mercado inciden en los niveles de dopamina del cerebro; es decir, procuran restablecer el equilibrio químico perdido, lo cual se reflejaría en un mejor desempeño de las funciones afectadas con la enfermedad. El más utilizado lleva por nombre levodopa, al que se le atribuyen efectos secundarios como movimientos anormales de la cara y de las extremidades, náuseas y vómitos, pérdida de memoria de corto plazo y confusión.

Las características del tratamiento cambiarán en la medida que evolucionen los síntomas, de allí que la relación que se establece entre el médico y el paciente es muy estrecha. Cuando la enfermedad se encuentra en etapa inicial, algunos especialistas prescinden de recomendar medicamentos para evitar la aparición de los efectos secundarios. Si este es el caso, el paciente, y quienes lo rodean, deben llevar un registro de los nuevos síntomas que puedan surgir, con el fin de que el médico dictamine cuando es el momento para iniciar el tratamiento con fármacos. También se prescriben medicamentos orientados a paliar la acción de los efectos secundarios, tales como antihistamínicos y antidepresivos.

Por otro lado, la receta médica viene acompañada de varias recomendaciones vinculadas con el estilo de vida del paciente. Muy probablemente se recomiende una dieta balanceada que proporcione los requerimientos diarios de vitaminas y minerales. También se establecen ajustes en la rutina de actividades del paciente, como la practica de algún tipo de ejercicio controlado, y la obligación de guardar reposo con regularidad. El enfermo no puede someterse a situaciones de estrés debido a que podría acelerar el desarrollo de la enfermedad. De la misma manera, se aconseja solicitar los servicios de profesionales que contribuyan a optimizar el cumplimiento de algunas tareas, y procurar que el enfermo pueda seguir siendo autosuficiente por más tiempo. Los fisioterapistas, y especialistas en terapia del lenguaje y ocupacional, son algunos de ellos. Cuando el padecimiento se encuentra en fase avanzada, se sugiere realizar algunos cambios en el decorado de la casa que favorezcan el tránsito del paciente. La incorporación de barandas o pasamanos en las áreas como el baño, por ejemplo, pueden hacerle la vida más fácil a un enfermo de Parkinson. 

 

Testimonios:

Carlos Torres"Buenos días... Soy Carlos Torres y quiero dar testimonio de la mejoría de mi esposa a quien hace 5 años le diagnoticaron el Mal de Parkinson. Su enfermedad fué acrecentando y era dificil controlar sus movimientos involuntarios, aun con el tratamiento que llevaba, indicado por el neurologo que la asistía. Sin embargo yo no dejaba de buscar ayuda en otros medio y fué cuando leí a travez de esta pagina la recomendaciones del uso de la Terapia Célular. A partir del día 5 de Mayo del año 2011, se inyectó la primera ampolla de HP y desde esa fecha para acá, gracias a Dios sus temblores desaparecieron y hoy en día lleva una vida normal, aunque mantiene su tratamiento paralelo. El tratamiento con las ampollas HP ha sido por 8 meses y ha sido suspendido hasta tener resultados de una resonancia magnética cerebral. Doy fé del resultado positivo del tratamiento con Terapia Célular HP."

Sr. Carlos Pastor Torres
Barquisimeto, Venezuela

Noticias acerca del Mal de Parkinson

  • En primer lugar, ¿qué es la enfermedad de Parkinson? La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno degenerativa de la sistema de nervioso central, caracterizado por el la muerte de la dopamina-la generación de células en la sustancia nigra, lo que lleva a los síntomas neurológicos, por ejemplo temblor, la
    Leer Mas!
  • El consumo una dieta rica en flavonoides que se puede hallar en las frambuesas, moras y fresas previene el mal de Parkinson y disminuye el 25% del riesgo de contraerlo. Investigación apareció en página de Neomundo. Un estudio realizado por la Universidad de East Anglia (Reino Unido) y la Universidad
    Leer Mas!
  • La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que se desarrolla a lo largo de muchos años, dando lugar a alteraciones del movimiento y los déficits en el funcionamiento mental. Afecta a alrededor de 130.000 personas en el Reino Unido, y un estimado de 7 a 10.000.000 en todo
    Leer Mas!
  • Pues los beneficios del café parecen no acabarse: nueva evidencia apunta a que esta popular bebida sería de ayuda para controlar los síntomas de la enfermedad de Parkinson, mejorando así la calidad de vida de los pacientes. Para la investigación, se dio seguimiento durante seis semanas a 61 pacientes con
    Leer Mas!
  • La colocación de nanoimplantes con dopamina en el cerebro podría ser una cura para el mal de Parkinson, de acuerdo con la propuesta de Patricia Vergara como parte de su Doctorado en Investigación Psicológica de la Universidad Iberoamericana. La primera fase de la investigación nanoimplantes para tratar el mal de Parkinson
    Leer Mas!
  • El neurólogo Francisco Javier Jiménez indicó que los trastornos del movimiento, en especial el Parkinson, se proyectan entre las afecciones cuya prevalencia va en incremento, en relación directa con el envejecimiento de la población. El experto agregó que se estima que en la actualidad, hasta 7 por ciento de la población
    Leer Mas!
  • No existe cura ni, hasta ahora, ningún método lo bastante fiable para detectar la enfermedad en su fase más temprana. Sin embargo, un equipo de investigación ha desarrollado un novedoso método de detección que es un avance importante en el diagnóstico de esta enfermedad en sus primeras etapas, cuando resulta
    Leer Mas!
  • La demencia, el Parkinson y la enfermedad vascular cerebral, son los tres padecimientos que más afectan hoy en día a los adultos mayores en México, aseguró la Directora del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía "Manuel Velasco Suárez", Teresa Corona Vázquez, durante la Conferencia Magistral "Enfermedades Neurodegenerativas. La transición Epidemiológica
    Leer Mas!
Cargar mas noticias!Cargar mas noticias!

Gracias por enviar su comentario

Reporte algún error